#‎Cuba: Base Naval en Guantánamo, breve historia de una usurpación.

El ultimátum del imperio fue tajante: como condición ineludible para retirar la ocupación militar en 1902, no podía quitársele ni una coma a la Enmienda Platt, la cual se imponía como apéndice a la Constitución de 1901. Aunque Salvador Cisneros Betancourt había alertado que su aprobación “va en oposición de nuestra independencia absoluta (…), esclavizando para siempre la suerte de los cubanos venideros”, en la sesión secreta del 12 de junio de 1901, de los 27 delegados presentes, 16 votaron por su aceptación.

Mediante la mencionada enmienda, Cuba consentía que los Estados Unidos pudieran ejercitar el derecho de intervenir “para la conservación de la independencia cubana”. En otro acápite, tan lesivo a la soberanía nacional como el anterior, se determinaba que “para poner en condiciones a los Estados Unidas de mantener la independencia de Cuba y proteger al pueblo de la misma, así como para su propia defensa, el Gobierno de Cuba venderá o arrendará a los Estados Unidos las tierras necesarias para carboneras o estaciones navales en ciertos puntos determinados”.

Continuar leyendo

Devolver Guantánamo e indemnizar a Cuba

18 de octubre de 2015 23:10:35

Autor: Manuel E. Yepe | internet@granma.cu

La demanda de compensación proveniente de un estado soberano que negocia la normalización de sus relaciones con Estados Unidos ayudará a que crezca la comprensión de la extensa deuda que tiene Washington en el mundo por sus atropellos, manifiesta el escritor y columnista Mark Weisbrot, codirector del Centro de Investigaciones Económicas y Po­lí­ticas (CEPR, por sus siglas en inglés), con sede en Washington, en un artí­culo aparecido el 13 de octubre en el Philadelphia Inquirer.

También es bueno que haya salido a relucir la situación de la base naval de Estados Unidos en Guantánamo que ilegalmente mantiene desde hace más de un siglo en el oriente de la Isla y la devolución a Cuba del territorio que esta ocupa, considera Weisbrot.

Continuar leyendo

Asesinato de Ramón López Peña: infame provocación

En las primeras horas del 19 de julio de 1964 caía ultimado por balas procedentes de la ilegítima base naval yanqui el soldado Ramón López Peña, en la posta 44 de la Brigada de la Frontera, cuerpo armado custodio de los límites con el enclave desde el cual se han perpetrado cientos de provocaciones contra Cuba.

El marine que asesinó al joven de 17 años y causó heridas a otro nombrado Héctor Pupo Sucarno, se encontraba en la garita ubicada en las coordenadas 43-67 y obedecía órdenes superiores destinadas a provocar una respuesta que sirviera de pretexto para invadir a la Isla.

Continuar leyendo

Foco permanente de amenaza, provocación y violación de la soberanía de Cuba

Desde el triunfo de la Revolución el Gobierno Revolucionario ha denunciado la ocupación ilegal de esa porción de su territorio.

A partir del 1 de enero de 1959 Estados Unidos convirtió el territorio usurpado de la Base Naval en Guantánamo en foco permanente de amenaza, provocación y violación de la soberanía de Cuba, con el propósito de crearle dificultades al proceso revolucionario[10]. Dicha Base siempre ha estado presente en los planes y operaciones concebidos por Washington para derrocar a la Revolución.

El pago simbólico anual de $3 386.25 dólares por el arrendamiento del territorio que ocupa la Base Naval en Guantánamo se mantuvo hasta 1972, cuando la parte norteamericana lo reajustó por su cuenta a $3 676 dólares. En 1973, se hizo una nueva corrección del valor del antiguo dólar de oro de Estados Unidos, y por tal razón el cheque emitido por el Departamento del Tesoro fue elevado desde entonces a $4 085.00 dólares anuales. Ese cheque se carga a la Marina de Estados Unidos, responsable operacional de la Base Naval.

Continuar leyendo

Rodolfo Rosell Salas: Otra muestra del terrorismo contra Cuba

El 1ro de enero de 1959 en Cuba, trajo consigo cuantiosos cambios radicales en todo el país y Caimanera, poblado de Guantánamo, se convirtió en un municipio dotado de todas las riquezas espirituales para mejorar la vida de los habitantes de este territorio oriental.

Por sus condiciones marinas, en Caimanera existía una cooperativa pesquera, en la que sus integrantes, entre ellos el pescador Rodolfo Rosell Salas, capturaban peces tanto dentro de la bahía, como en las aguas cercanas de la costa sur del territorio, variante con la que precisaban navegar por la entrada de la bahía de Guantánamo, zona ilegalmente ocupada por la Base Naval Yanqui.

Continuar leyendo